Category: CY en Español

  • Pasos

    Si tiene algo que lograr, cree un plan para lograrlo. El plan no necesita ser elaborado. De hecho, haga las cosas de forma simple. El plan simple que genere debe incluir un número de pasos que sean claros y definibles, que conduzcan a su meta. Muchas veces, buscamos alcanzar una meta, sin embargo, no tenemos un plan de cómo lograrlo o nos sentimos agobiados porque no hemos desglosado el proceso de llegar a nuestra meta en pequeños pasos. Si quiero escalar una montaña, pero no puedo ni siquiera caminar un kilómetro en tierra plana, quizá tenga sentido enfocarse en ponerme en buena condición física básica. Viéndolo de forma realista, no puedo tratar de subir una montaña a menos que tenga alguna fortaleza y condición cardiovascular.

  • Tome control de su salud

    Algunas personas le dan casi toda su atención a sus actividades empresariales. Hay quienes pasan mucho tiempo cuidando de sus coches. Quieren asegurarse de que sus vehículos estén funcionando en condiciones óptimas. Otras personas pasan mucho tiempo cuidando de sus hogares. Quieren asegurarse de que el lugar donde viven sea cómodo, funcional y estéticamente agradable. Me pregunto, sin embargo, ¿cuántos de nosotros realmente cuidamos de nuestra salud? Me parece genial que la gente cuide de las cosas que poseen, como casas, automóviles y otros bienes materiales. Se necesita mucho trabajo para adquirir esas cosas. Puedo entender por qué la gente quiere hacerse cargo de ellos y conservarlos. Al mismo tiempo, creo que tiene sentido tener el mismo orgullo de la actitud de la propiedad cuando se trata de la salud de nuestro cuerpo, mente y espíritu.

  • Simplifique

    La tecnología continúa desarrollándose a un paso aún más rápido. Continuamente parece que hay más y más que saber y ponerse al día. Las responsabilidades de trabajo compiten con las tareas que debemos realizar en nuestras vidas personales. Y por supuesto, nos gustaría hacer mucho más que simplemente trabajar. El gozo debería caber en algún lugar de nuestras atareadas vidas. ¿Con tanto que hacer, qué hacer? Se me viene a la mente una palabra, simplificar. Cuando tenemos muchas tareas que completar, y muchas cosas que aprender, lo mejor que podemos hacer es simplificar nuestras vidas. Entre más ruidos sean nuestros procesos para realizar algo, más tiempo "crearemos" en nuestro día para lograr lo que tenemos que hacer.

  • Administración del tiempo

    Ah, el tiempo y el espacio. Dos cantidades de acerca de las cuales tendemos a creer que conocemos, sin embargo, si nos cuestionan profundamente al respecto, nuestro supuesto entendimiento de los mismos tiende a desbaratarse, dando paso a una combinación de asombro y confusión. Sospecho que todos tenemos un entendimiento intrínseco del tiempo y el espacio, pero es, sin duda, una comprensión distinta a la de un astrofísico. Eso está bien, porque hoy, hablaremos de esas cualidades en el contexto de los negocios. Desviándome del tema por un momento- es interesante cómo tendemos a sentir que nos sobra el tiempo cuando estamos aburridos, y que no tenemos tiempo suficiente cuando debemos lograr algo. Si somos propensos a procrastinar, quizá sintamos que tenemos al mismo tiempo, muy poco y mucho tiempo. ¡Argh!

  • Desperdiciar Menos Tiempo

    Me hubiera gustado llamar esta columna “La Completa Eliminación de Tiempo Perdido”, pero eso hubiese sido una pérdida de tiempo. ¿Por qué? La respuesta se encuentra en la misma naturaleza de establecer metas. Muchas personas establecen metas muy grandes, para después dejar de persiguirlas a los pocos días. A todos nos gusta soñar con cosas grandes, y eso no tiene nada de malo. Para poder alcanzar esos sueños, tenemos que trabajar al revés de donde queremos terminar. Debemos crear un buen número de metas subsidiarias, que en algún momento nos llevarán a donde queremos llegar. Sin embargo, si nos enfocamos en una meta lejana y dificil de alcanzar y no fijamos una serie de metas más pequeñas y más fáciles de alcanzar, lo único que sucederá es que nos desmoralizaremos.

  • La tecnología no es magia

    La tecnología no es magia. Puede ser que parezca magia, en ocasiones, pero no es magia. Una de las cosas interesantes de la tecnología es que engendra más tecnología. Entre más herramientas tenemos, más herramientas podemos crear. La creación de herramientas, en sí mismo, no es necesariamente buena o mala. Lo que es bueno o malo, es cómo usamos estas herramientas. Por ejemplo, veamos lo que llamamos medios sociales. Los sitios web que comúnmente se cree componen los medios sociales son meramente herramientas que permiten a las personas comunicarse de forma conveniente unas con otras. Esto puede ser muy bueno si se utiliza para un propósito noble. Sin embargo, si simplemente usamos los medios sociales para matar el tiempo, una herramienta que podría der potencialmente valiosa, se convierte en una pérdida de tiempo.

  • Lo que será, bueno será

    En los negocios, las ventas, en particular, pueden ser bastante difíciles. Dicho esto, tenga en cuenta lo siguiente: En medio de lo que podría parecer como el fracaso, mantener la fe en el éxito, es algo que vale la pena. Cuando grite por dentro y llore lágrimas visibles e invisibles provocadas por la frustración, recuerde- usted puede tener éxito a través de los desafíos que usted enfrenta.

  • Ellos pueden, yo puedo

    Aquí tienen un pequeño consejo para el éxito, al cual llamo “Ellos pueden, yo puedo”. Pueden utilizar este consejo cuando traten de abordar un reto en particular. Los retos pueden ser emocionantes, pero también pueden ser frustrantes. Cuando encontamos maneras de manejar nuetra frustración, incrementamos nuetra capacidad de enfrentarnos a un reto. La frustración puede enfrentarse con inpiración. “Ellos puedesn, yo puedo”, se basa en el poder del ejemplo, o debo decir, numerosos ejemplos positivos. Vamos a decir que trabaja para una empresa y le dan la tarea de aprender nuevas habilidades. Quizá la organización para la que trabaja desea que aprenda un idioma nuevo. Quizá, tiene que aprender nuevas habilidades de computación.

  • Y luego, actúe

    En varias ocasiones he escrito acerca de la necesidad de tener planeación apropiada como una manera de lograr una meta. Esta meta podría estar en el área de las actividades escolares, atléticas, de los negocios o de las relaciones personales- prácticamente en cualquier asunto que sea de experiencia humana. Intentar lograr una meta sin un plan sin haber tenido la planeación apropiada es como irse de viaje a un lugar desconocido sin un mapa. Sin un mapa, es fácil perderse. Los planes son de vital importancia. Sin embargo, después de haber hecho planes para lograr una meta, debemos actuar. Hacer buenos planes y luego actuar. Esta es una de las leyes del éxito. De manera interesante, con frecuencia nos atoramos en concentrarnos en sólo una de éstas cosas, planear o tomar acción, siendo que necesitamos hacer ambas cosas.

  • El apremio y la compra

    Cuando de compras se trata, el término “apremiante”, usualmente se aplica cuando existe una percepción de tiempo limitado para completar una transacción. Todos hemos leído y escuchado anuncios que utilizan frases como “Mañana, únicamente mañana” o “Sólo tenemos disponibles cantidades limitadas”. Estas frases se usan para provocar a los consumidores a que actúen inmediatamente en lugar de pensar con detenimiento una adquisición probable. Las personas tendemos a mantener el status quo. Esto es particularmente cierto de los compradores. Somos, para bien o para mal, criaturas de hábitos. Tenemos nuestras comidas favoritas, nuestra ropa favorita, tiendas favoritas, etc. Hacer las mismas cosas una y otra vez es nuestra manera de traer certidumbre a un mundo incierto.